Una falsa denuncia de secuestro movilizó al Servicio 911 y a la justicia durante la mañana de este lunes en Tucumán. Se trató de una joven de 19 años que inventó toda una historia para evitar rendir una materia que no había preparado.

Según publicó el La Gaceta, el hecho tomó participación policial cuando, una chica domiciliada, se acercó a un agente que estaba de una parada de colectivo para denunciar que había visto el secuestro de una chica. El policía dio a conocer la novedad y, en cuestión de minutos, personal del 911 salió a la calle en busca de la víctima.

La testigo, cuyo nombre se mantiene en reserva por cuestiones legales, no tuvo problemas en presentarse ante la fiscal Adriana Giannoni para contar lo que supuestamente había visto. Sin ningún tipo de reparo, contó que ella estaba parada cuando observó a un hombre haciendo ingresar a un automóvil a una chica de su edad. Si bien es cierto que no pudo identificar el color del vehículo, dijo que se trataba de un VW Gol, publicó el diario tucumano.

Embed


Cuando se incrementaba el operativo de búsqueda, la fiscal Giannoni recibió un insólito llamado. Una mujer, que se identificó como la madre de la joven denunciante, le contó que su hija había inventado esa historia porque no estaba preparada para rendir una materia.

Los investigadores, sin salir de su asombro, ordenaron a los policías que culminaran con los operativos. Ahora, la Justicia deberá definir si a la chica de 19 se le hará una causa por haber realizado una falsa denuncia.