Bautizado con el nombre de "Despertar", la atracción permite elegir a uno de los participantes para ser sacrificado. Está en un parque de diversiones de China y su funcionamiento generó una fuerte polémica.
Un juego que permite a sus participantes experimentar qué se siente ser cremado es el eje de discusión en China ya que muchos creen que se trata de una atracción macabra, mientras que otros la defienden.

Bajo el nombre de "Despertar", la atracción ofrece a los participantes, que entran en grupos de diez, a que elijan a quién sacrificar. El elegido entra a un horno crematorio falso.

simulador muerte cremación y el renacimiento
Dentro del horno hay aire caliente a 40 grados y proyecciones de luz. Todos estos factores tienen el objetivo de que sientan que están siendo cremados.

Luego, la persona sale por un orificio donde escribe su experiencia y el aprendizaje adquirido. El juego se encuentra en un parque de diversiones de Shangai y su entrada cuesta 68 dólares.

"Es una sensación interesante. Al menos, te da la oportunidad de calmarte un poco y reflexionar sobre la vida", relató Lu Siwei, uno de los entusiastas participantes del juego.

En relación con su experiencia, Ji Ruoxing contó que "todo se volvió negro y la sensación fue muy real, sobre todo al principio: cuando estaba sentado en el interior de esa habitación y se abrió la puerta, podía escuchar el ruido y estaba un poco asustado".