Los médicos operaron al pequeño durante nueve horas durante las cuales le reemplazaron desde la vejiga hasta parte de los intestinos. Está a un paso de ser dado de alta.
Un niño de apenas un año sobrevivió a un trasplante múltiple en el que le reemplazaron ocho órganos: la vejiga, el estómago, el intestino grueso y el delgado, el páncreas, los dos riñones y el hígado. El pequeño fue operado en el Hospital de Niños Holtz de Miami, Florida, en los Estados Unidos.

Liam Cerda nació con el Síndrome de Berdon, también conocido como Síndrome megavejiga - microcolon - hipoperistaltismo intestinal - hidronefrosis, una condición congénita por la que el pequeño nunca había podido dar un bocado siquiera, informó el sitio ABC.

Pero pocas semanas después de haber recibido una nueva dotación de órganos Liam pudo comenzar a comer sólidos por la boca y la zanahoria es su preferida, según comentó su madre, Julissa Cerda. "Después del trasplante no tiene problemas para alimentarse", expresó la mujer.

Embed
Liam fue operado en febrero de este año a la misma edad que su hermana Delilah, de seis, quien nació con la misma condición.