Los contratos no renovados corresponden en un 90% de los casos a las 24 mil contrataciones iniciadas entre 2013 y 2015 y que la administración de Macri decidió poner la lupa en el marco del ajuste que impulsan. Entre 2 mil y 3 mil personas, no obstante, pasarán finalmente a planta permanente.
El Gobierno confirmó que son casi 11 mil contratos los que fueron dados de baja en la Administración Pública Nacional, cerca del 5% del total de las contrataciones, y casi todas ellas -90%- fueron iniciadas en los últimos tres años, según informó el ministro de Modernización Andrés Ibarra. Asimismo, se informó que aproximadamente entre 2 mil y 3 mil personas pasarán a ser planta permanente en el curso del año, beneficio para empleados estatales que cuentan con 10 o más años de antigüedad y no tienen estabilidad laboral.

Los criterios utilizados para discontinuar a estos trabajadores fueron "que no trabajaban, o que concurrían pocas horas, o exceso de personal para una sola tarea", explicó el ministro. Al tiempo que aclaró que siempre estuvieron en contacto con los dos gremios: UPCN (Unión del Personal Civil de la Nación) y ATE (Asociación Trabajadores del Estado).

Cabe recordar que por el decreto 254, de fines del año pasado, se dispuso la revisión de la totalidad de los contratos y asistencias técnicas dentro de la administración central. El Gobierno precisó ahora que ha decidido no renovar 10.921 contrataciones representando un ahorro fiscal de $ 3.500 millones anuales.

Los contratos no renovados representan una veinteava parte de los cerca de 217 mil puestos de trabajo pertenecientes a la Administración Centralizada y Descentralizada del Poder Ejecutivo, y corresponden, en un 90% de los casos, a las 24 mil contrataciones iniciadas entre 2013 y 2015, sobre los que el Gobierno de Mauricio Macri decidió poner la lupa.

Seguí leyendo esta nota en ámbito.com