La medida de fuerza, en repudio a despidos, también afecta la reposicón de dinero en los cajeros automáticos. El jueves de la semana que viene hay otro paro, pero a nivel nacional.
Ante la medida de fuerza consistente en la no concurrencia de los trabajadores a sus puestos laborales, no habrá atención al público y no se cargarán los cajeros automáticos de las sucursales.

Este paro en el Banco Provincia se enmarca en un plan de lucha anunciado por el titular de la Asociación Bancaria (AB), Sergio Palazzo, por el fracaso de las negociaciones salariales y los despidos de trabajadores en el Banco Provincia y en Banco Central.

Cabe recordar que el gremio también convocó a un paro nacional de actividades para el 14 de abril para reclamar por un aumento salarial superior al 30 por ciento y la reincorporación de los trabajadores despidos.

En el caso del Banco Provincia, el gremio denunció "el intento de privatizar el gerenciamiento de la entidad violando el estatuto", al designar a un ex director del Banco Francés, Jorge Gustavo Allen, como gerente general.