Elizabeth "Lizzy" Myers, de 5 años, sufre un raro trastorno genético que la dejará completamente ciega en el corto plazo. El deseo de la pequeña era ver al sumo Pontífice al menos "una vez en la vida".
El papa Francisco recibió este miércoles en el Vaticano a una niña estadounidense de 5 años que pidió verlo antes de quedarse ciega por una rara enfermedad.

Se trata de Elizabeth "Lizzy" Myers, quien concurrió a la Plaza de San Pedro con un vestido a rayas y una muñeca en sus manos junto a sus padres y su hermana menor.

papa francisco con lizzy myer
"Su deseo era poder ver al menos una vez en la vida al Santo Padre", afirmaron sus familiares en la base de la escalinata de la plaza vaticana.

La pequeña, que antes de ver a Francisco pudo recorrer los principales puntos de Roma, tiene Síndrome de Usher, un raro trastorno genético que es la principal causa de sordoceguera congénita y que la dejará completamente ciega en el corto plazo.

La visita de la niña generó una movida solidaria que incluyó los pasajes sin costo para ella y su familia por parte de la Turkish Airlines, y el apoyo de la asociación católica Unitalsi para su hospedaje en la capital italiana.