La medalla es el equivalente a la Cruz Victoria, el más alto reconocimiento militar del Reino Unido. El animal perdió su miembro cuando identificaba minas terrestres.
Las Fuerzas Armadas de Gran Bretaña le otorgaron esta semana el máximo reconociento militar para animales de servicio a una perra que sirvió en 400 misiones en Irak y Afganistán junto a las fuerzas aliadas y que perdió una pata en el cumplimiento de su deber.

Lucca es una pastora alemana de 12 años que le pertenece a un sargento del cuerpo de Marines de los Estados Unidos pero sirvió junto a tropas británicas en Medio Oriente para encontrar minas antipersonales, informó el sitio The Telegraph.

Embed
"Ella es el único motivo por el que yo pude volver a mi casa con mi familia y me siento afortunado de haber servido con ella", expresó el sargento de Marines Chris Willingham, actual dueño de Lucca. La perra recibió la medalla PDSA Dickin, el equivalente de la Cruz Victoria para los animales.

lucca.jpg
"Lucca es muy inteligente, leal y tenía una motivación impresionante para detectar explosivos. Hoy en día hago todo lo que puedo para consentirla en su muy merecido retiro", expresó el sargento.

La perra sirvió durante seis años como parte de la división canina de los Marines y en su última misión, el 23 de marzo de 2012, logró detectar un grupo de armas escondidas en un campo de amapolas y una mina terrestre antes de perder su pata cuando explotó otro dispositivo.