La actriz y cantante fue vista por las calles de Palermo mientras llevaba a su hijo Merlín Atahualpa al jardín de infantes.

El 2016 parece estar encaminado para Natalia Oreiro. Luego de los rumores que la vincularon a fines del 2015 con Benjamín Vicuña, la cantante se mostró más unida que nunca a su marido, Ricardo Mollo y muy concentrada en la crianza de su hijo Merlín Atahualpa.

Por otro lado, no descuidó su costado actoral y comenzó con las grabaciones de Gilda, no me arrepiento de este amor, un homenaje a la fallecida cantante de cumbia.


Seguí leyendo más en RatingCero.com