La modelo disfrutó de unos días con sus hijos Benicio, Bautista y Beltrán. Desde su entorno, aseguran que está "mejor" y que incluso subió de peso.

Hace dos semanas que Pampita confirmó su ruptura con Nacho Viale luego de un romance fugaz. Él viajó a Santiago del Estero para disfrutar de MotoGP, mientras que la modelo disfrutó su fin de semana con sus hijos y amigos.

"Había mucha presión y mucha expectativa de la gente y eso afecta a cualquier pareja. Uno no puede hacer todo perfecto: a veces funciona y otras no, tengo un cariño enorme por Nacho, lo adoro y lo voy a seguir viendo como siempre dio ella", había expresado la modelo luego de su ruptura.

Seguí leyendo más en RatingCero.com.