Se trata de un hombre de 52 años que quedó registrado en un video casero en el que una joven fue atacada a golpes en plena vía pública, el pasado 17 de marzo. Será condenado por "homicidio simple".
Un kiosquero que estaba prófugo por la muerte de la joven Marisela Inés Pozo Pizi, atacada a golpes por vecinos en plena vía pública de la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, se entregó este miércoles a la Justicia y declaró que nunca tuvo intenciones de matar a la víctima y que sólo la golpeó para quitársela de encima, informaron fuentes judiciales.

Se trata de un hombre de 52 años que quedó registrado en un video casero de la agresión ocurrida el 17 de marzo pasado y por la que ya había otros dos detenidos a disposición del fiscal de Homicidios de La Matanza, José Luis Maroto.

Embed

Fuentes judiciales informaron a Télam que el kiosquero se presentó esta mañana junto a su abogado particular en la sede de la fiscalía y quedó detenido por "homicidio simple".

Luego, el acusado fue indagado por el fiscal Maroto ante quien negó haber tenido intención de matar a Pozo Pizi y explicó que él sólo la golpeó en las manos con el mango de un escobillón con el que barría la vereda porque la mujer estaba "enloquecida" y no lo quería soltar, dijeron los informantes.

Embed

Según las fuentes, el kiosquero también aclaró que si él hubiera querido matar a la mujer le hubiese pegado con un elemento más contundente y no hubiese llamado al 911, como él afirma que lo hizo.
Tras la indagatoria, el fiscal Maroto dispuso que el acusado siga detenido junto a los otros dos imputados apresados el 22 de marzo pasado.

Los otros acusados son un remisero y un mecánico, éste último también quedó filmado en el video casero junto al kiosquero.



Embed

La investigación se inició la noche del 17 de marzo último luego de que Pozo Pizi fue encontrada por personal del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de La Matanza acostada en la vía pública, en el barrio Luján, de Gregorio de Laferrere, con golpes y heridas cortantes en distintas partes del cuerpo.

Ante esa situación, la mujer fue trasladada luego por una ambulancia hasta el hospital de la vecina localidad de González Catán, donde permaneció internada en estado grave hasta el domingo 20, cuando finalmente murió, dijeron los informantes.

De acuerdo con la autopsia, si bien ninguna de las heridas sufridas tenía entidad suficiente para provocarle la muerte por sí sola, la joven padeció una "falla multiorgánica por politraumatismos", es decir, que la sumatoria de las lesiones derivó en su colapso.