Taxistas y remiseros de La Rioja tomaron en la noche del miércoles varios estaciones de servicio, en repudio a los aumentos del GNC y la nafta. El GNC se cotiza en 9,80 pesos el metro, pero se espera una suba que lo lleve a 11,50.


La medida de fuerza fue definida por taxistas y remiseros de la Capital, tras fracasar una reunión con empresarios que venden combustibles. Por eso, unos 30 choferes optaron por tomar tres estaciones de servicio a partir de las 21.

Jorge Bazán, titular de la empresa Remises Riojanos, explicó a los medios que los empresarios no pudieron atender al reclamo general de fijar una rebaja en el gas natural comprimido.

La toma impide a todos los vehículos la recarga de combustibles en general y los promotores de la medida prometieron permanecer "toda la noche" en la toma. El GNC se cotiza en 9,80 pesos el metro, pero se espera una suba que lo lleve a 11,50.

"Quizás hagamos un parate y a las 6 volveremos y vamos a tomar otras estaciones de servicio", amenazó Bazán. La única excepción prevista es la carga para vehículos de la policía y ambulancias.