Fedecámaras anunció beneficios para consumidores que este jueves adhieran al "Súper-Vacíos". "Queremos que la gente vuelva al negocio del barrio", aseguró su titular, Rubén Manusovich.
"Queremos que la gente vuelva al negocio de barrio, a la despensa, almacén o mercadito, esperamos aumentar nuestras ventas y los clientes se van a ir con descuentos o la yapa", destacó el titular de la entidad gremial empresaria Fedecámaras, Rubén Manusovich.

Según afirmó el dirigente a través de un comunicado, "los hipermercados son formadores de precios y actúan de manera 'cartelizada'. Cuando las marcas líderes aumentan, quitan de las góndolas las segundas marcas, castigando siempre el bolsillo de los trabajadores o los desocupados".

Además, denunció que "los márgenes de ganancia y los acuerdos que tienen con los bancos son de tal magnitud, que las grandes cadenas de supermercados pueden hacer grandes campañas publicitarias en detrimento del 'almacén del barrio' y de la gente".

Embed
"Adherimos al 'Súper-Vacíos' porque los pequeños comerciantes no somos formadores de precios y sufrimos con los aumentos de los proveedores y los mayoristas, a diferencia de los hipermercados, que hacen pingües ganancias", dijo Manusovich.

LOS SUPER CHINOS ADHIRIERON AL BOICOT

Los supermercados chinos aglutinados en Cedeapsa sumaron ayer su adhesión al boicot contra los grandes hipermercados.

Yolanda Durán, titular de esa cámara comercial, dijo que los convocantes a la protesta, la asociación Consumidores Libres, la CTA y la Federación Agraria, entre otros, "tienen todo su derecho a quejarse por los aumentos de precios de las grandes cadenas. El boicot es para que frenen las remarcaciones y reconsideren su rol en la formación de precios y en sus márgenes de ganancia".