El proyecto europeo BackHome permitió conectar el cerebro de personas con discapacidad severa con una computadora para llevar un control domótico del hogar o navegar por internet sin hacer ningún movimiento y mejorar su autonomía física y social.
BackHome, coordinado en Barcelona por el centro tecnológico Eurecat, consiguió mejorar la tecnología que permite que una persona con discapacidad severa pueda navegar por Internet, utilizar el correo electrónico y las redes sociales y manejar los elementos de un hogar, como las luces, la televisión y los electrodomésticos.

"Conseguimos una tecnología que permite comunicarse con un ordenador sin absolutamente ningún movimiento y que se puede ofrecer por primera vez como una herramienta asistencial alternativa a otras que hay disponibles", explicó el director de la Unidad Tecnológica de eHealth de Eurecat, Felip Miralles.

"Se hizo una prueba piloto en casa de personas discapacitadas y tanto ellos como los cuidadores y los terapeutas valoraron mucho la tecnología de BackHome", que decodifica la señal eléctrica del cerebro "mediante electrodos superficiales, no invasivos, que capturan la señal eléctrica y permiten que una persona dé órdenes al ordenador", detalló el investigador.

backhome
Según Miralles, la Comisión Europea reconoció los resultados científicos y tecnológicos y la investigación realizada para desarrollar una interfaz de usuario multimodal que incorpora diferentes señales y sensores y técnicas de inteligencia artificial y de rehabilitación clínica y de computación en la nube, entre otras tecnologías.

"Hasta ahora, esta tecnología era algo de laboratorio y ahora, por primera vez, se demostró que ya es de utilidad en casa del usuario final", aseguró Miralles.

Se trata de un sistema flexible que, además de introducir un navegador, correo electrónico, redes sociales y control domótico, también puede añadir una aplicación de dibujo, otra de composición musical, un reproductor multimedia y todo un abanico de aplicaciones adaptadas para el uso a través de esta tecnología asistencial.

BackHome se puede utilizar también para la rehabilitación cognitiva, con el fin de que personas que padecen una discapacidad fruto de un accidente puedan disponer de aplicaciones para ser más autónomas y seguir haciendo rehabilitación en casa, con ejercicios pautados en remoto desde el hospital.

Embed