El hombre apenas salió de prisión fue a buscarla. En la masacre efectuó 23 disparos y, al verse acorralado por la policía, se suicidó.

Silvina Santillán se había ido de su casa en enero con sus hijos por miedo a que la mate. Había hecho la denuncia y la Justicia lo detuvo. En las últimas horas, Ricardo Díaz recuperó la libertad y la fue a buscar. No sólo mató a Silvina, sino también terminó con la vida de sus ex cuñados, Cecilia y Diego.

comisario-asesino.jpg
El hecho ocurrió en el barrio La Banda en Santiago del Estero. Díaz efectuó en total 23 disparos. En la vivienda también estaban los hijos de Silvina que resultaron ilesos. "Llamen a la policía para que ayude a mi mamá", habría gritado la nena de cuatro años.

Una vez consumado el hecho, el homicida intentó escaparse en un auto pero, rodeado por la policía, decidió quitarse la vida.

ex comisario asesinato y suicidio.jpg