El empresario volvió a pedir su liberación en la causa por lavado de activos. Ahora, espera la respuesta de la Sala II de la Cámara Federal para ver si le conceden el beneficio. Lo mismo hizo su contador Daniel Pérez Gadín.
El empresario Lázaro Báez detenido en Ezeiza, reiteró hoy su pedido de excarcelación, al apelar la decisión del juez Sebastián Casanello que rechazó liberarlo ante el riesgo de fuga, en la causa por lavado de activos.

Fuentes judiciales confirmaron que la defensa de Lázaro Báez apeló el fallo del juez Casanello y ahora espera que la Sala II de la Cámara Federal le conceda el beneficio de la excarcelación.

Báez fue indagado y quedó detenido por presuntas maniobras de lavado de dinero a raíz de las imágenes del video de la financiera SGI donde se lo ve a su hijo y otros acusados contando millones de dólares.

Los defensores de Báez, Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari, apelaron el fallo de Casanello para que la Sala II de la Cámara Federal defina el nuevo planteo de excarcelación.

Los letrados aseguraron que Báez no se va a profugar, que siempre estuvo a derecho y desmintieron los supuestos lazos internacionales con los que -según Casanello- contaría el empresario para abandonar el país.

"No puede de ninguna manera tomarse éste como un argumentoserio ni real. Nuestro defendido hizo entrega del pasaporte aún sin habérsele solicitado. No se acreditó ningún hecho real del
cual pueda derivarse que estuviera en sus planes viajar
o que, si eventualmente tuviera los "supuestos" lazos sospechados, fuera a utilizarlos para alguna cuestión –que esta parte desconoce- que implique algún riesgo para el proceso", dice el escrito presentado.

También apeló la resolución, el contador Daniel Pérez Gadin.