El financista detenido Leonardo Fariña se acogió a la figura del arrepentido para declarar ante el juez Sebastián Casanello en la causa por lavado de dinero.
Conocido como "el valijero", Fariña accedería a declarar ante el juez, en el marco de la nueva ronda de indagatorias que dispuso luego de la aparición del video en la que se ve a varios acusados contando millones en la financiera SGI.

Fariña está detenido desde 2014 en el penal de Ezeiza por una causa de evasión impositiva millonaria y hoy fue conducido a los tribunales de Retiro para declarar por lavado de dinero en una investigación en la que el mediático intentaría obtener una mejora en su situación procesal.

Fue citado a declarar y hay expectativa por lo que pueda llegar a decir sobre las operaciones de lavado por las que ahora están detenidos Lázaro Báez y su contador, Daniel Pérez Gadín.

Fariña ya declaró en otras oportunidades, y sus dichos no fueron creibles ya él mismo dijo haber dado "ficción".

Embed
Ante la Justicia, Fariña declaró que cinco millones de dólares se los había dado Báez para comprar un campo. Pero luego, en otra declaración, cambió sus dichos y sostuvo que ese dinero se lo dio otro empresario.

Según su nuevo testimonio, las acusaciones contra Báez fueron una estrategia "jurídico-mediática" de sus anteriores abogados (Horacio Petracci Torre e Iván Mendoza) con el objetivo de que Báez pague "honorarios profesionales" que le debía por su trabajo para Austral Construcciones.

Publicamente Fariña dijo es el único que estaba preso (ahora lo está Baez y su contador) y que eso le generaba un golpe. "Hoy mi mejor estrategia de defensa es decir la verdad".

La pregunta es si aportará datos de sociedades, nombres detrás de las mismas y teléfonos que se espera sean incorporados judicialmente.