Los peruanos están convocados este domingo para elegir presidente, que puede ser por primera vez una mujer. Se trata de la hija del ex mandatario, que actualmente está preso por crímenes de lesa humanidad.
Los peruanos están convocados este domingo para elegir presidente, que puede ser por primera vez una mujer, pues los sondeos dan como favorita a Keiko Fujimori, hija del ex mandatario Alberto Fujimori, actualmente preso por crímenes de lesa humanidad.
Keiko Fujimori, de Fuerza Popular (derecha), lidera las preferencias con el 35% de los votos, lo que hace casi inevitable un balotaje el 5 de junio. Keiko perdió su pulso anterior con el presidente saliente Ollanta Humala, un ex militar que se alzó contra su padre.
La candidata dio su mitin de cierre de campaña el jueves por la noche en la capital, prometiendo acabar con la inseguridad del país como hizo su padre, que libró una lucha sin cuartel contra los grupos insurgentes, como el maoista Sendero Luminoso.
Embed
Sin renegar totalmente del legado que dejó su padre en diez años de gobierno (1990-2000), que sigue provocando profunda repulsa en buena parte de la sociedad, la candidata de 40 años y madre de dos hijas trata de dar una imagen de demócrata moderna e independiente.
Para bien o para mal, a Keiko le resulta difícil desprenderse de la larga sombra del populista autoritario que fue su progenitor, que a los 77 años purga una condena de 25 años por corrupción y crímenes de lesa humanidad, con mucha prédica todavía entre los pobres y en las zonas rurales.