Así lo aseguró un sobreviviente del choque entre lanchas que en el que murieron la ex mujer y el hijo del dirigente radical, además de otra persona que estaba en la otra embarcación.
David Di Rico, el único sobreviviente en salir prácticamente ileso del choque de lanchas donde murieron tres personas -entre ellos la ex pareja y el hijo de Federico Storani-, aseguró que iban a baja velocidad.

"Es lo que recuerdo cuando me vienen las imágenes de ese momento, íbamos a baja velocidad antes del choque", afirmó el hombre que navegaban aguas arriba por el canal de Vinculación en dirección al Paraná de la Palmas, en la lancha que impactó contra la de los familiares de Storani.

Di Rico, de 36 años, viajaba junto a Javier Goti -que falleció en el accidente- y Pablo Torres Lacal, quien está internado en el Hospital Italiano "con un coágulo detrás de la nariz y varias fracturas en una mano".

"Yo la saqué barata y Pablo va a salir a adelante", dijo Di Rico, que solo sufrió un corte en un ojo. Relató también que, cuando despertó sobre la lancha tras el choque, vio a sus compañeros inconscientes. "Hice luces con su celular cuando escuché que alguien estaba acercándose por la costa. Después no recuerdo más. Desperté cuando ya me habían rescatado". Agregó también que "Pablo está delicado pero va a salir adelante. Dicen que no recuerda nada, que cree que le fueron a robar al estudio y por eso estuvo inconsciente". Quiso visitarlo. No lo dejaron. Solo familiares.

Embed

Di Rico trabaja en obras como colocador de cortinados automáticos y ocasionalmente lo hace para el estudio que Torres Lacal tiene en el barrio porteño de Villa Urquiza, donde su esposa también es empleada.

En la lancha contra la que impactaron viajaban seis personas: la ex mujer de Storani, Ángeles Bruzzone (47), que falleció al llegar al hospital; su hijo Manuel, de 14 años (que estuvo desaparecido y fue hallado sin vida a las 72 horas); Lucas Sorrentini (50), pareja de Bruzzone -quien conducía la lancha- y otro matrimonio amigo con su hija.

Sorrentini y Torres Lacal, los conductores de ambas embarcaciones, fueron imputados por homicidio culposo por el fiscal de la causa, Mariano Magaz, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Rincón de Milberg, partido de Tigre.