Se trata de Mohamed Abrini quien fue detenido este viernes por la policía de Bruselas, acusado de ser cómplice de Salah Abdeslam. También ha sido capturado un segundo sospechoso, que tuvo contacto presuntamente en la estación de metro de Pétillon con uno de los atacantes suicidas.
La policía detuvo este viernes en Bruselas al belga Mohamed Abrini, buscado como uno de los cómplices de Salah Abdeslam en los preparativos de los atentados de París del 13 de noviembre, informaron medios belgas.

Terroristas bruselas

Abrini, según la cadena de televisión pública francófona RBTF, sería el "hombre del sombrero", el tercer presunto terrorista que salió caminando del aeropuerto de Bruselas tras los atentados del 22 de marzo y del que la Fiscalía federal difundió el jueves imágenes captadas por cámaras privadas que lo situaban en diversas calles de la capital el día de autos, a fin de solicitar colaboración ciudadana para su detención.

Embed

También ha sido detenido un segundo sospechoso, que tuvo contacto presuntamente en la estación de metro de Pétillon con el suicida que se inmoló varias paradas más adelante, en la estación de Maelbeek, el 22 de marzo, según el diario "De Standaard" y la cadena pública flamenca VRT.

Según la RTBF, se trata del ciudadano sueco Osama K. y habría comprado en un centro comercial en pleno corazón de Bruselas las bolsas que sirvieron para los atentados en esa ciudad.

La detención se produjo en un apartamento en el distrito bruselense de Anderlecht, agregó el diario flamenco De Standaard. Por su parte, la Fiscalía federal confirmó en un breve comunicado que "se han producido varias detenciones durante el día, como parte de la investigación de los ataques al aeropuerto de Bruselas y la estación de metro de Maelbeek", en los que murieron 32 personas.

Embed

"Por el momento es imposible hacer más comentarios. Más adelante se dará a conocer más información mediante un comunicado de prensa o una conferencia de prensa, aunque es imposible dar una fecha exacta", apuntó el Ministerio fiscal.


Abrini era buscado por su complicidad en los atentados de París y su ADN fue hallado en el apartamento del distrito bruselense de Schaerbeek del que partieron los kamikazes que se hicieron explotar en el metro y en el aeropuerto.