Gendarmería nacional se encontraba allanando desde esta tarde una escribanía en la ciudad santacruceña, vinculada al empresario detenido en el penal de Ezeiza por presunto lavado de dinero.
La Gendarmería nacional se encontraba allanando desde este sábado por la tarde una escribanía en la ciudad santacruceña de Río Gallegos que está vinculada al empresario Lázaro Báez, quien se encuentra detenido en el penal de Ezeiza por presunto lavado de dinero.
Embed
En esa causa, el "valijero" Leonardo Fariña quedó detenido anoche en en el sector de la Cárcel de Ezeiza denominado RIF (Riesgo de Integridad Física), donde los internos están aislados de otros detenidos y en celdas con cámaras de seguridad; mientras que Báez y su contador Daniel Pérez Gadín permanecen alojados como "presos no conflictivos".
Embed
Fariña declaró ayer durante más de 10 horas ante el juez federal Sebastián Casanello y, tras acogerse al régimen de "testigo protegido", lo alojaron en el sector RIF del penal de Ezeiza donde cumple condena en el marco de otra causa, una por evasión fiscal que se tramita en La Plata.
En el sector en el que pasa las horas Fariña los presos permanecen todo el tiempo en sus celdas y sólo salen de ella una hora por día, monitoreados por personal del Servicio Penitenciairo Federal (SPF) de foja intachable.
Embed
Báez, su contador Pérez Gadin y el ex secretario de transporte Ricardo Jaime -detenido hace una semana en una causa en la que se investigan presuntas irregularidades en la compra de material ferroviario a España y Portugal- están alojados con presos comunes en un pabellón de baja conflictividad para hombres mayores de 50 años.
Báez fue visitado por su hijo Martín, también imputado en la causa por supuesto lavado de dinero, y Jaime, detenido el sábado de la semana pasada, por su mujer.
Embed
Tanto Báez como Pérez Gadín llegaron el miércoles y pasaron la primera noche en el hospital penitenciario de Ezeiza donde se verificó su estado de salud dado que el empresario santacruceño padece hipertensión y diabetes y su contador es mayor de 70 años.
Luego fueron traslados al módulo 6 de la Unidad 28, dentro del enorme complejo penitenciario federal de Ezeiza (CF1), donde habitualmente ocupado por presos homosexuales y del colectivo trans. Para hacerles lugar, los presos del trans fueron corridos al CPF4, también dentro de Ezeiza.