La hija del expresidente Fujimori, detenido por corrupción y violación de derechos humanos, obtendría la mayoría de los votos. Pero no sería suficiente para ganar y se definiría en segunda vuelta. La incógnita: quién quedará en segundo lugar.

Los peruanos acudirán este domingo a las urnas con la incertidumbre de definir quién de los candidatos pasará a una segunda vuelta con Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, preso por delitos de corrupción y violación a los derechos humanos.

Durante toda la campaña, Keiko Fujimori, de 40 años, se mantuvo a la cabeza de las encuestas, que pronostican que será necesaria una segunda vuelta en junio en la que hay un empate técnico entre la congresista Verónika Mendoza, de 35 años, y el exministro Pedro Pablo Kuczynski, de 77 años, según los últimos sondeos divulgados.

En su segundo intento por lograr la Presidencia, tras ser derrotada por el actual presidente Ollanta Humala, cuyo partido se retiró de estos comicios, Keiko Fujimori intentó alejarse de la sombra de su padre y moderó su discurso, pero en las últimas semanas se reactivó el antifujimorismo con multitudinarias marchas contra su candidatura.

Embed
En su cierre de campaña, Fujimori dijo que sabe "muy bien qué capítulos" tiene "que dejar de lado" y reiteró que trabajará "para fortalecer" la democracia y respetará la independencia de poderes.

También incidió en la inseguridad, una de las principales preocupaciones de los peruanos junto con la corrupción, y aseguró que "tiene los pantalones bien puestos para acabar con la delincuencia" y que construirá prisiones a más de 4.000 metros de altura para los que cometan delitos mayores.

Un total de 884.924 peruanos residentes en el exterior, que representan el 3,86 % del electorado, también pueden participar en las elecciones.

Las mesas de votación abrirán este domingo a las 8 -hora local- y cerrarán a las 16 y los primeros resultados oficiales, al 30 % de votos escrutados, se conocerán a las 21, según informó la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Los centros de votación serán custodiados por 50.000 agentes militares, indicó el ministerio de Defensa.

Una patrulla militar que llevaba material electoral a una mesa de votación en una localidad alejada de la selva de Junín fue emboscada por presuntos terroristas con el saldo de un militar y un civil muertos.

Seguí leyendo esta nota en ámbito.com