El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anunció que rige un alerta meteorológico por tormentas fuertes en algunas de las provincias afectadas por inundaciones como Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe.
La zona de cobertura del fenómeno incluye también a Chaco, Formosa y Misiones. Según el parte, "si bien las condiciones han mejorado en gran parte del área de cobertura, se prevé que continúen formándose áreas de lluvias y tormentas de variada intensidad durante todo el día con mejoramientos temporarios. Se espera que algunas de estas tormentas puedan provocar principalmente abundante caída de agua en cortos períodos de tiempo, ráfagas, ocasional caída de granizo y fuerte actividad eléctrica. Esta situación se mantendrá hasta por lo menos la mañana de lunes".

En tanto, ya son más de 12 mil los evacuados en Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Chaco, Formosa y Santiago del Estero.

En el norte entrerriano ya hay más de 7 mil personas afectadas, dos víctimas fatales, numerosas rutas cortadas por el agua y varias localidades incomunicadas.

Voceros de Vialidad confirmaron que las rutas que vinculan a Entre Ríos con Corrientes están cortadas por la creciente de ríos y arroyos, a excepción de la autopista Mesopotámica Artigas (ex ruta nacional 14), que es el único paso habilitado por el momento hacia esa provincia vecina.

Fuentes de Defensa Civil informaron que la situación seguía siendo complicada en el departamento entrerriano de La Paz, donde las autoridades asistían a más de 1.100 familias, al igual que en Concordia con 92 y Federal con 33.

Las provincias afectadas son Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Chaco, Formosa y Santiago del Estero, pero el sector más perjudicado es el entrerriano, donde hay 7.500 evacuados, de los cuales 5.000 son de la ciudad de La Paz.

El sur de Corrientes también es afectado por las lluvias, y los evacuados llegan a los 5.600
, concentrados sobre todo en las localidades de Esquina y Pueblo Libertador, que tienen 4.000 y 1.600, respectivamente.

En Formosa, unas 5.000 personas esperan desde hace cuatro meses en centros de evacuados
poder ser reubicadas lejos de la ribera, aunque se estima que existen unos 1.446 afectados por la reciente lluvia.

En el Chaco esta situación es vivida por 5.030 personas afectadas por la crecida del Paraná y por el aislamiento de la Isla del Cerrito, mientras que en Santa Fe la reciente lluvia afectó a 1.156 personas, la mayoría de las ciudades de Las Toscas, Santa Rosa de Calchines, Santa Fe capital, Arocena, Calchaquí, Reconquista y San Javier.

En Santa Fe la intensa lluvia acumularon en los últimos seis días más de 120 milímetros caídos en distintas zonas, a lo que se suma la preocupación por la suba del nivel del río Salado, que llegó a la marca de 6,03 metros -en la inundación trágica del año 2003 llegó a 6,37 metros- y el río Paraná se encuentra estacionario en 6 metros.