Más de 35 efectivos y buzos tácticos de bomberos voluntarios y de la Policía Bonaerense siguen buscando al niño de 2 años y medio que el pasado jueves cayó al río Arrecifes a la altura de esa localidad, sin que hasta el momento hayan podido dar con el menor.
El niño era buscado intensamente este mediodía por el curso de agua -que ya descendió medio metro- con ocho lanchas, informaron desde Bomberos Voluntarios de Arrecifes.

Según explicó el bombero Christian Fontana, la búsqueda no ha cesado desde el momento mismo en que se notificó la desaparición del niño, dado que si bien la actividad en las lanchas se suspende por las noches, continúa el rastrillaje por las costas "y en los distintos puentes, a la luz de potentes faros".

Además de los bomberos, los hermanos Di Palma sobrevolaron ayer la zona con una avioneta para ayudar con la búsqueda.

Dominic cayó al río Arrecifes alrededor de las 16 del jueves, cuando resbaló de la embarcación en la que se encontraba junto a su hermano menor y sus padres, que estaban pescando.

Y si bien su papá se arrojó inmediatamente para intentar rescatarlo, la fuerte correntada del río crecido un metro por encima de su cauce habitual se lo impidió.