A Banfield no le salió una en la tarde del Sur y cayó sin atenuantes frente al puntero Lanús. Y en plena derrota, el delantero Santiago Silva hizo una de las suyas y se terminó yendo antes de tiempo.
Con el partido 1-0 en favor del Granate, el ex Vélez se enojó con el árbitro Germán Delfino por una falta no cobrada y perdió los estribos: se le fue encima hasta ponerse cara a cara a los gritos hasta que Delfino decidió, lógicamente, mostrarle la roja.

Mirá el ataque de furia de Silva:

Silva