Un arquero de la Liga árabe debió ser sometido a una peluquería improvisada en pleno campo de juego ya que su peinado resultaba ofensivo para la religión de aquel país.

Liga Arabia