Las imágenes fueron capturadas por una cámara de seguridad en el funeral de Lois Hicks, de 88 años, en Texas, Estados Unidos.

"No puedo creer que alguien haya caído más bajo", dijo la hija, llamada Vel McKee. "Me enfermó. Es horrible. Espeo que la atrapen", agregó según informa Odessa American.

robo anillo bodas