Aunque con muchos temores de la gente por la inflación, entidades financieras y el Banco Central empezaron a recibir este lunes consultas de clientes interesados en conocer detalles del nuevo plan de depósitos y créditos hipotecarios ajustados por inflación, mientras más instituciones se sumaron al programa oficial.
En las entidades y en el propio gobierno admiten que por el momento será difícil darle volumen al sistema, mientras persista un costo de vida alto, aunque sostienen que había que lanzarlo ahora para que las entidades fuesen aceitando mecanismos con el fin de que opere a pleno cuando la inflación, según esperan en el gobierno, empiece a ceder en el segundo semestre.

Cuando se anunció la medida, el Central informó que eran seis los bancos incorporados al plan, pero ahora se agregaron al menos otras cuatro entidades privadas.

Fuentes del Banco Central aseguraron que "se notó un gran interés de la gente" por invertir en estos nuevos instrumentos, que si bien representan una posibilidad de acceder a créditos, también dan la opción de efectuar depósitos.

Seguí leyendo esta nota en ámbito.com