Miguel Caneo, histórico volante de Quilmes, le marcó un tanto al Cervecero jugando para Arsenal y, lejos de gritarlo, casi se pone a llorar en el festejo. Mirá el video.