Un celular, una billetera, 900 pesos, una campera, fiambre y siete atados de cigarrillos. Ese fue el botín que un hombre obtuvo en dos robos en los que simuló tener un arma entre agosto y octubre de 2014 y por los cuales fue condenado a dos años de prisión en suspenso por el Juzgado en lo Correccional 4 de Mar del Plata.
Según el diario local 0223, durante un juicio abreviado en el que las partes estuvieron de acuerdo, el joven de 24 años fue hallado autor penalmente responsable de los delitos de robo y robo en concurso real. En la sentencia se le impuso como regla de conducta fijar un domicilio fijo y someterse al control del Patronato de Liberados.

El primero de los hechos ocurrió el 2 de agosto de 2014 en la intersección de Constitución y Daireaux cuando Elías –acompañado por otras dos personas- interceptó a un grupo de tres jóvenes y les sustrajo un celular y una billetera. Minutos más tarde fue identificado por una de las víctimas y detenido por personal policial a pocas cuadras del lugar.

Embed
Casi tres meses más tarde y junto a un sujeto que no fue identificado, el joven ingresó a un local comercial en la avenida Mario Bravo al 1500 y simulando tener un arma de fuego en su poder le robaron el dinero que tenía en la caja, dos camperas, atados de cigarrillos y varias piezas de fiambres. Los dos sujetos escaparon a bordo de un auto, pero fueron aprehendidos poco después en Balcarce casi la costa y en su poder hallaron parte del botín sustraído.

Embed
Luego de cerrar el trámite durante el mes de marzo y a los fines previstos por la ley de Ejecución Penal de la Provincia, el vencimiento del plazo de prueba será el 7 de Marzo de 2018.