Un nutrido grupo de seguidores permanece en las afueras de la vivienda de la ex mandataria, en el barrio de Recoleta, para apoyarla de cara a la declaración que tendrá mañana ante el juez Bonadio.
La ex presidenta Cristina Kirchner dejó este martes al mediodía su departamento del barrio porteño de Recoleta, sin que se informara hacia dónde se dirigió. Trascendió que visitará la sede de su fundación, en la zona de Congreso.

La mandataria, con anteojos oscuros, dejó su departamento de la calle Juncal de esta ciudad, y abandonó el lugar en un vehículo blanco, custodiada por otro automóvil de la Policía Federal. Antes, saludó a algunos de los seguidores que hacen vigilia en la puerta del edificio donde se hospeda.
CRISTINA - RECOLETA
Mientras tanto, el kirchnerismo y otras organizaciones políticas y sociales ultiman detalles para la megamarcha que harán este miércoles. Se movilizarán a las 10 hacia los tribunales de Comodoro Py, para apoyar a la ex presidenta durante la audiencia donde debe declarar Cristina Kirchner ante el juez Claudio Bonadio en la causa por la venta de dólar futuro.
"Hay movilización en todo el país, la gente está viniendo desde las provincias con sus propios autos", aseguró hoy la diputada Juliana Di Tullio.

Di Tullio explicó que la movilización se realiza porque "es una descabellada causa" la que lleva adelante Bonadio, y que responde a "una decisión política citar a la ex Presidenta a declarar". "En todo caso, que citen a (el presidente del Banco Central, Federico) Sturzenegger, que hizo una devaluación del 60 por ciento. Apunta la citación a una persecución política que hemos visto y vivido en los últimos años contra la Presidenta", agregó.
La ex jefa del bloque de diputados del kirchnerismo dijo además que la causa por presunto lavado de dinero, en la que el fiscal Guillermo Marijuan solicitó investigar a Cristina tras una declaración secreta de Leonardo Fariña, va "en la misma dirección".
"El propio (juez de la causa, Sebastián) Casanello dijo que esto no roza a la Presidente. Todo apunta a desprestigiar a una líder política que, como todos vieron ayer, tiene una relación inclaudicable con su pueblo, de liderazgo, mucho más allá de lo que muchos desean. A eso apuntan, a desgastar su figura para desgastar ese liderazgo, cosa que no creo que vayan a poder hacer", subrayó.