Los recién casados tuvieron que recurrir a la Justicia para que les devuelvan el dinero y les paguen una indemnización tras recibir apenas 15 imágenes de su día especial.
Una pareja de Leeds, en Gran Bretaña, demandó a la fotógrafa de su boda debido a que incumplió su horario y les entregó apenas 15 imágenes de su día especial, todas de mala calidad, mal enfocadas o borrosas. En su defensa, la mujer adujo que es sólo una estudiante.

boda arruinada 3.jpg
Paul y Chareen Wheatley le pagaron 500 libras a Chloe Johnstone para que retratara su casamiento y la fiesta posterior en septiembre de 2015, pero la joven de 22 años se sacó más selfies en la cabina de fotos que fotos a la feliz pareja, informó el sitio Daily Mail.

boda arruinada 2.jpg
Según el testimonio de los Wheatley, Johnstone llegó 45 minutos tarde al lugar de la ceremonia sin otro equipo que una cámara digital y durante la ceremonia se la vio "demasiado tranquila". La pareja había pagado por 9 horas de trabajo, pero no se notó.

boda arruinada 5.jpg
"Chloe nos dijo que ella era una profesional y que estaba empezando como fotógrafa de eventos. Fuimos demasiado confiados", expresó el novio, quien se quedó afuera de sus propias fotos de pareja debido a que la fotógrafa insistió con tomarlas en un bosque y él tenía un problema en la rodilla.

boda arruinada 4.jpg
"Se llevó a mi mujer y aunque le sostuvo el vestido mientras caminaban por el terreno embarrado y lleno de charcos, igual se le rompió y quedó cubierto de barro. Nos costó 200 libras limpiarlo", explicó el hombre.

La pareja ganó la demanda que le entabló a Johnstone, pero la mujer explicó que es una estudiante y no pagó la multa de 605 libras sino hasta que la pareja contrató a un alguacil para que ejecutara la orden del juez.

boda arruinada 1.jpg