Su hermana gemela cayó presa en Ibiza y es contratada por la familia para que la reemplace en la vida social, entonces Nina debe aprender todos los gestos, lenguaje y actitudes, bien opuestas a ella.

Con una secuencia de varias escenas superpuestas entre sí, en Educando a Nina comenzaron a mostrar el eje que le da fuerza a la historia: el contraste entre las dos hermanas gemelas y contrapuestas interpretadas por Griselda Siciliani, y la necesidad de que una de ellas (la popular Nina) comience a imitar a la otra (la arrogante y fina Mara).

Seguí leyendo en RatingCero.com