Este miércoles a las 9 hora argentina representantes del país expondrán en la Cámara de Apelaciones de la ciudad estadounidense en busca de que se aplique el "stay" dispuesto por el juez Griesa. Desde Hacienda estiman que las condiciones para abonarle a los holdouts estarán listas la semana que viene.
El Gobierno apuesta no sólo a que la Cámara de Apelaciones de Nueva York le dará la razón a Thomas Griesa para que el juez de primera instancia pueda aplicar el "stay" y así permitirle al país pagarle al 90% de acreedores aún en default que aceptaron la oferta, sino que además confía en que este aval se podría concretar en las próximas 48 horas. "Si no es hoy, puede ser mañana, pero para la semana del 18 estaremos en condiciones de pagar", afirmaban ayer dentro del equipo de Alfonso Prat Gay, que hoy además estaría presente en la audiencia de la Cámara, como oyente.

Las señales por las cuales se asegura que el país tiene hoy grandes condiciones de salir airoso en la audiencia de esta mañana son varias y fuertes: es difícil que una segunda instancia se interponga entre un acuerdo entre privados con amplia aceptación (90%), hay apoyo directo del Gobierno de los Estados Unidos (carta del secretario de Tesoro incluido), la jurisprudencia indica que lo que puede aplicar un juez también puede quitarlo (la cláusula pari passu) y es difícil que jueces de segunda instancia le pongan trabas a uno de primera antes de dar un fallo definitivo.

La audiencia comenzará a las 9 (11 de Buenos Aires) y la Argentina tendrá 27 minutos para exponer su posición. Por su parte, los demandantes (fondos buitre y holdouts que se niegan a aceptar la oferta argentina) tendrán que distribuirse los otros 19 minutos que la Cámara tiene dispuestos para escuchar a los acusadores. Entre los acreedores que se presentarán están Aurelius (que también figura en el listado de los que aceptaron la oferta), el Andrarex, Banca Arner, los bonistas extranjeros del Foreign Law Bondholders y los argentinos Armando Fazzolari y Julio Roberto Pérez, entre otros. Habrá que anotar estos nombres junto con el renacido Greylock. Puede ser que se conviertan en los primeros en litigar en un futuro cercano, ante la misma Cámara para estropear el acuerdo con los acreedores cerrado con Thomas Griesa.

Seguí leyendo en ámbito.com