La ex mandataria se defendió de las acusaciones que se le imputan y acusó al Gobierno actual y la Justicia de "plantarle" una causa penal para privarla de su libertad.