Una conductora pensó que pasaría desapercibida al estacionar en un la puerta de un garage este miércoles, pero se llevó una gran sorpresa cuando, luego de hacer los trámites, encontró su auto empapelado en pleno centro de Neuquén.
Todo ocurrió en apenas una hora y veinte minutos, cuando la mujer estacionó su VW Suran en calle Yrigoyen al 650 para realizar unos trámites. En el transcurso desde las 10.50 y las 12.10, los vecinos llamaron tres veces a la grúa de la Municipalidad para que retiraran el auto, pero nunca apareció, según el diario La Mañana de Neuquén.

Embed
Enojado por la situación, el dueño de la casa decidió repudiar la actitud de la conductora y empapelar el vehículo. Pese a no tener la razón, la mujer se molestó con los papeles que decían "Mal estacionado", pero se subió al auto sin siquiera retirarlos y se fue del lugar.

Embed