El juez Trionfetti ordenó a Rodríguez Larreta arbitrar las medidas necesarias para suspender la actividad de Uber en la ciudad de Buenos Aires. A pesar de ello la empresa estadounidense continúa operando.
Apenas un día después de iniciar su actividad en la ciudad de Buenos Aires, Uber enfrentó este miércoles su primer revés en los tribunales porteños. A pesar de ello la compañía de origen estadounidense resolvió desconocer la autoridad judicial y aseguró seguir operando en la ciudad.

Es que el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N°15 de la ciudad de Buenos Aires ordenó este miércoles al gobierno que conduce Horacio Rodríguez Larreta arbitrar "las medidas necesarias para suspender cualquier actividad que desarrolle la empresa Uber".

Sin embargo desde la cuenta de Twitter de Uber señalaron que la operación sigue adelante. "Seguimos operando con normalidad y comprometidos con nuestro objetivo de genenrar +35.000 oportunidades de ingreso para nuestros socios" advirtió la empresa en Twitter.

Embed
La medida cautelar interpuesta por la justicia se mantendrá hasta tanto haya una sentencia definitiva respecto del pedido de amparo del Sindicato de Peones de taxis de la ciudad, la Cámara Empresaria del Autotaxi, la Asociación Civil de Taxistas de Capital, la Sociedad de Propietarios de Automóviles con Taxímetro y la Unión de Propietarios de Autos Taxis contra el gobierno porteño.

En la sentencia firmada por el juez Víctor Trionfetti, se dispuso que se informe al juzgado "dentro del plazo de cinco días, las medidas adoptadas" por el gobierno de Rodríguez Larreta para dar cumplimiento con la orden impartida.

Entre las medidas dispuestas, el magistrado requirió a la Agencia Gubernamental de Control que informe si Uber presentó algún pedido de habilitación para el servicio de transporte público de pasajeros.