El magistrado dispuso siete allanamientos, entre ellos a las instalaciones de la empresa "SGI" ubicada en Puerto Madero, en cuyas oficinas se vio a varios imputados contando dinero.
El juez federal Sebastian Casanello ordenó este miércoles diversos allanamientos, entre ellos a la sede de la financiera conocida como "La Rosadita", en el marco de la causa por lavado de dinero en la que está detenido el empresario Lázaro Báez.

Fuentes judiciales informaron que el juez dispuso siete allanamientos, entre ellos a las instalaciones de la empresa "SGI" ubicada en Puerto Madero, en cuyas oficinas se vio a varios imputados contando dinero.

También allanaron oficinas en la calle 25 de Mayo, a la altura de Reconquista, entre otros lugares.

El juzgado ordenó realizar "extracciones informáticas" para incorporarlas a la causa, según confirmaron los voceros consultados.