Este joven de camiseta amarilla se muestra bastante relajado mientras se produce un robo a mano armada en un restaurante de comida rápida. Todo parece indicar que él tenía mucha hambre y que no iba a permitir que los delincuentes le echaran a perder su cena.
Cuando le llegó su turno de entregar sus pertenencias, sin oponer resistencia dio su billetera y siguió comiendo.

reacción de cliente.mp4