Tras el triunfo de Gremio ante la Liga de Quito en Ecuador, el Ciclón se quedó sin chances matemáticas de clasificar, por lo que se convirtió en el primer equipo argentino en abandonar el certamen continental.
San Lorenzo le ganaba al Toluca en México y comenzaba a realizar la hazaña que necesitaba para meterse como segundo de su grupo y así clasificar a los octavos de final de la Copa Libertadores. Sin embargo, el elenco mexicano lo dio vuelta en los últimos diez minutos de juego y complicó mucho a los dirigidos por Pablo Guede.

Embed
En la noche del miércoles, San Lorenzo debía esperar que Gremio, con 5 unidades, no consiguiera un triunfo que lo llevara a las 8, una cifra inalcanzable para los 3 del Ciclón, con un sólo partido en juego. No obstante, los brasileños ganaron en Ecuador ante la Liga de Quito y le pusieron fin al sueño del elenco de Boedo en la Copa Libertadores.