El Gobierno puso en vigencia la decisión del ministerio de Agroindustria de exigir autorización previa en todos los sistemas de control que se utilicen en el mercado de granos.
La iniciativa invalidó los procedimientos de fiscalización de semillas para el cobro de regalías que venía impulsando Monsanto y un sector de la industria semillera. Lo dispuso en la resolución 140/2016 firmada por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, que este jueves se publica en el Boletín Oficial.

La norma dispone que "todo sistema, procedimiento o método de control, muestreo y/o análisis que se utilice en el comercio de granos para pesar, medir, mejorar, conservar y analizar los mismos, deberá contar para su implementación, con la previa autorización del Ministerio de Agroindustria".

Seguí leyendo en ámbito.com