El gobernador de Salta se refirió así a la actividad que compartió con el presidente Mauricio Macri y criticó el discurso de Cristina Kirchner, al definirlo como un "mecanismo indebido" de "presión al Poder Judicial".
El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, sostuvo este jueves que el acto que encabezó ayer Cristina Kirchner frente a los tribunales de Comodoro Py fue un "exceso" y lo consideró como un "mecanismo de presión al Poder Judicial indebido", en tanto que señaló que no ve "posible" que la ex presidenta vuelva a presentarse como candidata en 2019.
"Yo ayer estuve un acto importante en serio", afirmó el mandatario en declaraciones radiales, en referencia al encuentro que mantuvo con el presidente Mauricio Macri en la localidad salteña de Santa Victoria Este, donde hicieron entrega de títulos de la carrera de Enfermería de la Universidad Nacional de Salta a jóvenes de la comunidad wichi.
Embed
Urtubey dijo que "definitivamente" no hubiera participado del acto que ayer encabezó la ex presidenta, luego de presentarse ante el juez Claudio Bonadio en tribunales, ya que "acompañar a un dirigente político que tiene que ir a declarar a la Justicia me parece que no ayuda, son mecanismos de presión al Poder Judicial indebidos".
Embed
"Tratar de transformar una gesta épica alrededor de una persona, que en realidad es un ciudadano común que tiene que ir a aclarar a la Justicia, me parece -de mínima- un exceso", indicó Urtubey, quien además calificó de "disparate" que durante el acto "no haya habido seguridad y se privatice", en relación a las tareas de control que asumió La Cámpora en la organización del mismo.
Embed
El gobernador salteño dijo además que le hubiese gustado que el kirchnerismo "buscara otra excusa para armar un acto y no una declaración en Tribunales" y agregó que "todo fue muy tomado de los pelos".
Por otra parte, al ser consultado sobre la posibilidad de que Cristina se presente en elecciones en el 2019, Urtubey respondió que "no lo veo posible sinceramente", ya que si bien "tiene el apoyo de un sector, la mayoría piensa lo contrario, piensa distinto".
"Yo respeto a Cristina por la enorme tarea que hizo (durante su mandato), un montón de cosas muy interesantes, pero en otras generó problemas, que hizo mal o no debería haber hecho", aseveró el mandatario, para quien "lo que complica es esa dialéctica tan dramática de amigo-enemigo, blanco-negro".
"Yo nunca me enganché en eso y siempre sufrí en alguna medida no entrar dentro de ese formato. Eso no le hizo bien a la Argentina y volver a eso no ayuda. La mayoría de los argentinos pensamos distinto", consideró.
Por último, sobre la marcha del gobierno de Macri, Urtubey afirmó que tiene "objeciones sobre el ritmo y el impacto social" de las medidas adoptadas y que él lo hubiera hecho "mucho más gradual y poniendo más énfasis en evitar el impacto en la calidad de vida de los sectores medios".