Un portal español señaló que, lejos de dejar todo en el campo de juego, el Cholo y el central del Barcelona se encontraron mientras el entrenador se dirigía a la sala de prensa y discutieron fuertemente.
El Atlético de Madrid pasó a las semifinales de la Champions League en un partido cargado de tensión, en el que todo Barcelona terminó reclamando un penal por una mano de Gabi en el minuto 90 que el árbitro italiano Nicola Rizzoli no sancionó.

Sin embargo, no quedó todo en la cancha. Según publicó Lainformacion.com (un sitio español), la tensión se trasladó a los vestuarios, donde Gerard Piqué y Diego Simeone tuvieron un encontronazo que se alargó durante varios segundos.

Embed
El entrenador del Colchonero se dirigía hacia la sala de prensa y el central fue el más enojado. Ambos discutieron por la actuación arbitral en el partido. Mientras Simeone decía que el penal de Iniesta debió ser expulsión, Piqué aseguraba que la jugada de Gabi debió ser sancionada.

El Cholo también se refirió a la agresión de Luis Suárez con Godín, a la que Piqué respondió, a los gritos, "demuéstramelo, demuéstramelo".

Embed