En la grabación, que fue publicada en Instagram, se ve que la nena tiene atado un hilo al diente. En un momento el dispositivo, que tiene la forma de una nave espacial de Star Wars, sale volando y con él la pieza dental.