En medio de un fuerte escándalo judicial, quedó en libertad el ex de Karina Jelinek, Leo Fariña, quien estaba detenido desde marzo de 2014 en el Penal de Ezeiza tras ser imputado por evasión fiscal agravada.

Pero tras un giro judicial, este miércoles el financista quedó en libertad, en el marco del Programa Nacional de Protección de Testigos e Imputados. En este marco, el subsecretario de Política Criminal, Martín Casares, contó detalles de cómo será su vida fuera de las rejas: su ubicación es secreta, llevará una pulsera electrónica, estará vigilado las 24 horas y un grupo de efectivos de Prefectura lo rodean para cuidarlo y, a su vez, prevenir cualquier intento de escape.

Seguí leyendo esta nota en RatingCero.com.