"El caso Uber debe servir para ponernos en alerta" advirtió el ex ministro de Trabajo quien cuestionó que la empresa de origen estadounidense genera enormes daños contra los trabajadores y sus derechos.
El Jefe del Bloque del Frente Para la Victoria en la Legislatura porteña, Carlos Tomada, se refirió en su intervención en la sesión de este jueves a la polémica que abrió la aplicación Uber. El ex ministro de Trabajo de la Nación enmarcó la controversia en "un problema más general de la desregularización del empleo y los derechos de los trabajadores, por lo que debe servir para ponernos en alerta."

El legislador señaló que la empresa "no tiene autorización para funcionar como prestataria del servicio de transporte y pretende competir con otros prestadores a través de no pagar impuestos ni contribuciones a la seguridad social. Ni siquiera está inscripta en AFIP por lo que no se puede auditar ni controlar".

"Es una multinacional con gran poder de lobby, que se propone ir por afuera de la legislación argentina", aseguró Tomada, y recordó que "desde el Frente Para la Victoria siempre impulsamos la innovación tecnológica, pero debe ser socialmente útil y democráticamente distribuida, y no servir exclusivamente para aumentar la renta empresaria".

Finalmente, el legislador justificó el apoyo al repudio contra Uber por los "enormes daños contra los trabajadores y sus derechos, me refiero a la limitación de la limitación en la jornada laboral, la desprotección frente a los riesgos de trabajo, la ausencia de la regulación salarial a través de convenciones colectivas y la estabilidad en los puestos de trabajo. Nuestra atención está puesta fundamentalmente en defender esos derechos".