La compañía levantó la demanda en una corte distrital de Washington y afirma que sus usuarios tienen derecho de saber cuándo el gobierno obtiene una orden para leer sus correos electrónicos.
Microsoft presentó una demanda contra el Departamento de Justicia de Estados Unidos en la que alega que es inconstitucional obligar a empresas de tecnología mantenerse en silencio y no informar a sus clientes cuando sus datos en la nube han sido registrados o inspeccionados por las autoridades.
La compañía levantó la demanda en una corte distrital de Washington y afirma que sus usuarios tienen el derecho de saber cuándo el gobierno obtiene una orden para leer sus correos electrónicos, además de que Microsoft debería de tener el derecho de informarles.
Embed
"A medida que los clientes de Microsoft almacenan cada vez más su información privada y sensible en la nube, el gobierno busca obtener órdenes en secreto", se puede leer en la demanda.
Microsoft dice que la Sección 2705 (b) de la Ley de Privacidad de Comunicaciones Electrónicas da al gobierno demasiado poder para amordazar a las empresas mientras lleva a cabo una investigación y persigue supuesta actividad delictiva.
La compañía afirma que esta ley viola la Primera Enmienda, en cuanto a los derechos de libre expresión de la empresa, colocándola bajo una orden de silencio ilimitada, y la Cuarta Enmienda de los clientes para saber si el gobierno ha buscado o se ha apoderado de cosas o información privada.
Al parecer, tan sólo en los últimos 18 meses, los tribunales federales han emitido cerca de 2,600 órdenes en secreto, en las que silencian a Microsoft para que no hable sobre los derechos de sus consumidores y de otros procesos legales enfocados a investigar su información en la nube.
Embed
Lo más sorprendente es que más de dos terceras partes de esas órdenes no tenían una fecha fija de conclusión, lo que hace que Microsoft no tenga una idea clara de cuándo puede ser transparente con los clientes afectados.
Microsoft no es la única empresa de tecnología que enfrenta este tipo de órdenes frecuentemente en las investigaciones del gobierno, pero la compañía decidió presentar una demanda por aparte para representar mejor sus intereses legales particulares.
Aún así, el gigante de la tecnología afirma que ha hablado con otras compañías sobre la demanda y anticipa un amplio apoyo por parte de toda la industria. La empresa también planea continuar con sus esfuerzos para presionar al Congreso y que se vuelva a escribir la ley en cuestión, y que después se haga presión al Departamento de Justicia y que éste reconsidere buscar ordenes para buscar datos de usuarios en secreto.

Embed
Casos como el de esta demanda de Microsoft pueden tomar años para abrirse camino a través de los tribunales, y algunos agentes del fortalecimiento de las leyes han instado al Congreso a moverse más rápidamente y actualizar las leyes que rigen el acceso a los datos. Algunos legisladores están trabajando para aprobar nuevas leyes y revisar las antiguas, pero hasta el momento parece haber poco interés en el Congreso para tomar medidas este año.