Efectivos de la Prefectura Naval Argentina y personal de la Policía de Tierra del Fuego custodian en conjunto los accesos a la planta de almacenamiento de combustibles ubicada en Ushuaia, por temor a nuevos bloqueos de parte de los sindicatos estatales que protestan desde hace 45 días en reclamo de la derogación de un paquete de leyes previsionales.
Los gremios interrumpieron los ingresos y salidas de la Planta Orión el lunes y martes de esta semana, hasta que fueron desalojados por un grupo de manifestantes del sindicato de camioneros, en un enfrentamiento que dejó como saldo una decena de heridos.

La refriega originó que los estatales se replegaran hacia un acampe ubicado frente a la casa de gobierno donde este jueves permanecieron durante toda la jornada, mientras analizan nuevas medidas sindicales.

Sin embargo, el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) Carlos Córdoba, no descartó que volvieran a realizar un piquete en la planta que abastece de naftas a toda la provincia, y ello originó un operativo preventivo por parte de las autoridades gubernamentales.

"Estamos custodiando la Planta Orión, trabajando en conjunto con Prefectura y en estado de alerta para tomar las medidas necesarias en el caso de que esto suceda nuevamente. La idea es que la planta siga funcionando normalmente", afirmó el secretario de seguridad de Tierra del Fuego, Ezequiel Murray.

conflicto tierra del fuego.avi
El funcionario dijo que aunque se trató de "una amenaza más de los sindicatos" igual se resolvió montar un operativo en la zona costanera donde están ubicadas las instalaciones pertenecientes a la empresa YPF.

Por su parte los miembros de la unión de gremios del Estado emitieron este jueves un comunicado en el que "repudiaron" el accionar de los camioneros y los acusaron de formar parte de "fuerzas parapoliciales utilizadas por el gobierno para desalojar la manifestación".

"Un Poder Ejecutivo desgastado, desmembrado políticamente, devastado por la fuerza de la voluntad popular de más de 20.000 ciudadanos firmando un petitorio para la derogación del paquete de leyes, recurre a un tipo de represión de las más peligrosas", aseveró el documento.

Embed
Además, los dirigentes gremiales se reunieron hoy con el rector de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF) Juan José Castellucci, en busca de un canal de diálogo con el gobierno provincial. "Vamos trasladar a las autoridades las inquietudes planteadas por los trabajadores, que necesitan un espacio de diálogo superador que contribuya a resolver esta crisis social e institucional que vive la provincia", sostuvo Castellucci tras el encuentro.

También dijo que la universidad "está dispuesta a colaborar para que este reclamo tome el rumbo adecuado y se garantice el diálogo y la paz social".

Mientras tanto, funcionarios del gobierno provincial mantuvieron durante toda la jornada reuniones reservadas con dirigentes sindicales en busca de destrabar una situación que sigue manteniendo paralizada a buena parte de la administración pública fueguina.