La Organización Mundial de la Salud recomendó su uso en aquellos países que tengan una alta transmisión y brotes recurrentes de la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó este viernes una vacuna para combatir la transmisión del virus del dengue, que es endémico en 100 países, incluyendo la casi totalidad de las naciones de América Latina y el sudeste asiático.

El Grupo Asesor de Expertos sobre Inmunización (SAGE) recomienda que se utilice en aquellos países donde el virus es endémico y en las zonas donde haya una incidencia mayor al 50 por ciento.

"Se ha podido comprobar en 8 modelos matemáticos que donde hay una incidencia de menos del 30 por ciento la vacuna tiene efectos adversos, como mayor índice de hospitalización, pero en lugares con incidencias mayores al 50%, la severidad decrece, por lo que recomendamos que se inocule en los lugares donde haya al menos una transmisión sostenida del 50 por ciento o más", declaró John Abramson, presidente del SAGE.

Embed

El dengue es trasmitido por la picadura del mosquito Aedes Aegypti que produce dolores musculares y puede convertirse en fiebre hemorrágica mortal.

Entre 50 y 100 millones de personas contraen la enfermedad anualmente; de ellas 500.000 padecen la versión hemorrágica; y unas 22.000 mueren.

Embed
Los expertos recomiendan que la vacuna se inocule a los niños de entre 9 y 11 años, dado que se ha comprobado que si se administra a menores de menos edad también puede tener algunos efectos adversos, como mayores hospitalizaciones.

Pero dado que la mayor incidencia se da entre los adolescentes, el Grupo ha decido establecer la pre-adolescencia (entre 9 y 11) como la franja de edad más adecuada.