La Suprema Corte bonaerense pidió a todos los jueces que utilicen luz natural o lámparas de bajo consumo. También los instó a apagar las computadoras cuando no las usen y pintar con colores claros los despachos.
La Suprema Corte bonaerense pidió a todos los jueces que utilicen la luz natural, o lámparas de bajo consumo, que apaguen las computadoras después de la jornada laboral, que usen las ventanas y que pinten paredes y techos de colores claros, "ante la situación actual de emergencia del Sector Eléctrico Nacional".

El máximo tribunal bonaerense, en la Resolución 33/16, exhortó a los jueces de todo el distrito a "aunar esfuerzos en todos los ámbitos para el efectivo cumplimiento de las medidas integrales en pos del uso racional y eficiencia energética".

Para ello ordenó "maximizar el uso de luz natural, apagar las luces encendidas en oficinas, baños, cocinas y todo otro ambiente del organismo o dependencia en ausencia de personal, como así también al finalizar la jornada laboral, durante la noche, días festivos y fines de semana, proseguir con la instalación de lámparas de bajo consumo, realizar la limpieza y el mantenimiento periódico de artefactos y lámparas para conservar su eficiencia original".

En la resolución, sugirió utilizar "colores claros" para el pintado de muros y cielorrasos, "dado que ello coadyuva a mejorar las condiciones de luminosidad". También "restringir la iluminación de halls, pasillos comunes y los ornamentales de los edificios, sin que se resienta la seguridad de dichos lugares".

Sobre la utilización de aires acondicionados, la resolución ordenó "un manejo racional de aventamientos, celosías, toldos y demás recursos disponibles, establecer como temperatura mínima en época estival 25° y un rango de entre 20° y 22° en época invernal".

La resolución fue firmada por el presidente de la Suprema Corte, Juan Carlos Hitters y el secretario, Néstor Trabucco.

En el texto se sugiere además "apagar las computadoras de manera completa incluyendo monitor, impresoras y scanner, al finalizar la jornada laboral, debiendo extremarse tal recaudo en la jornada anterior al comienzo de los días festivos y fines de semana".

También se deberá reducir "el funcionamiento de ascensores en servicio en aquellos edificios donde la cantidad y distribución lo permita, luego de las 15 horas". Las tareas de limpieza deberán finalizar antes de las 18 horas, dice la resolución.