La reina de Holanda viajó con su marido, Guillermo, pero ella fue quien más llamó la atención de los paparazzi por su original elección de vestuario.
La reina Máxima de Holanda llamó la atención el jueves pasado con su inusual elección de vestuario para su visita junto al rey Guillermo al centro Siemens de Salud, ubicado en Erlangen, Alemania. La monarca de origen argentino usó un tapado gris con bordados que se asemejaban a una cruz esvástica.

635962609720159275.jpg
Máxima de Holanda sonrió y saludó al público durante su visita que continúa en Alemania, pero varios usuarios de las redes sociales repararon en el notorio diseño del bordado de su sobretodo, que es una creación del danés Claes Iversen, informó el sitio Daily Mail.

Embed
Los comentarios a raíz del look de Máxima oscilaron entre "¿quién fue el encargado de elegirle la ropa?" y "la reina de Holanda decidió ponerse este simpático tapadito para su visita por Alemania", aunque no faltaron los avezados conocedores de la materia que aclararon que se trata de un símbolo eslavo antiguo.

Máxima sorprendió con su tapado
"La reina Máxima NO se puso una esvástica (que tiene sus puntas en sentido horario) sino un símbolo pagano eslavo antiguo", explicó una usuaria en Twitter.

Embed